Los DNI electrónicos violan nuestros derechos

El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, anunció desde España el día 27 de junio de 2014, la firma de un convenio para que a partir de 2015 el documento nacional de identidad argentino, además de los datos de siempre y de los recientes datos biométricos digitalizados (10 huellas dactilares, rostro y firma), incorpore dos chips que contendrán los vínculos familiares, los datos de historia clínica, de ANSES, PAMI y de la tarjeta SUBE (habilitada para transporte y consumo comercial), y permitirán su conectividad online.

Esto significa, ni más ni menos, que el DNI dejará de ser un mero certificado de identificación ciudadana para pasar a convertirse en una base de datos portable y digitalizada con datos biológicos, biográficos y de la rutina diaria de transporte y consumo, que podrán actualizarse y monitorearse en tiempo real a través de un chip de radio frecuencia y otro criptográfico para conexión online.

Sin lugar a dudas esta medida constituye una restricción del derecho humano a la privacidad que pone en cuestión los límites de recolección, uso y protección de nuestros datos personales y sensibles por parte del Estado.

Considerando que esto representa un serio perjuicio para la seguridad democrática, sea que esté en manos de un gobierno democrático, autoritario, o que sea filtrada por empresas u organizaciones criminales de cualquier tipo, las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora , la Liga por los Derechos del Hombre, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, el Servicio Paz y Justicia, la Comisión Provincial por la Memoria, la Asociación por los Derechos Civiles, la Fundación Vía Libre y la Asociación Pensamiento Penal elaboraron un documento conjunto rechazando esta medida y solicitando que sea debatida en el Congreso Nacional Argentino.


Accedé al comunicado completo aquí

Ingresá tus datos para firmar la solicitada